Picture
La codificación de nuestros genes es una tarea bastante investigada actualmente, debido a que ellas proveen la información necesaria de un individuo en todos sus aspectos, desde el color de su cabello, hasta la forma de su carácter.
Sin embargo, esto no es una tarea sencilla, debido a la gran información que poseen las cadenas largas de ADN, los cuales alcanzan aproximadamente 750 MB de datos, esto quiere decir que es una cantidad significativa de almacenaje y procesamiento, por lo cual solo se estudia una porción de toda la cadena. Solamente cerca de tres por ciento del ADN entran a componer los más de 22.000 genes que nos hacen cuáles somos. El 97 por ciento restante constituye un montón de hojas de sitio que codifican la información en un genoma, permitiendo que la información replegada sea preservada perpetuamente.

Investigadores de Riverside, de la Universidad de California, han desarrollado un nuevo método, de los muchos estudiados, el cúal se basa en la longitud de los fragmentos obtenidos de una secuencia parcial de toda la cadena, en vez de la codificación de los nucleótidos.

Como resultado de esto, se elimina la necesidad de poder construir una maquinaria costosa que permita el ordenamiento de los Codones.

Esto propone lograr una mejora en el proceso de identificación no tan solo de una persona, sino que además se puede diagnosticar anomalías y poder curarlas.

Para los que quieran mas detalles, aqui les adjunto la dirección electrónica:

http://www.sciencedaily.com/releases/2008/02/080224150305.htm

 


Comments




Leave a Reply


Google Analytics